Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




Todo empieza con un GRAN acuerdo

 

Hemos tenido la fortuna de conocer muchos EMPRENDEDORES.

   

Desde pequeños aquellos niños que recolectaban aceite de talleres, los sobrantes los ponían en botellas pequeñas y los revendía a sus amigos para aceitar patines, bicicletas y triciclos. UN VERANO.

 

También conocimos a quien hacía copias de capítulos de libros y los vendía y permitía que sus colegas ahorraran en comprar un libro, del que sólo leerían una sección. Un pirata joven.

 

Y finalmente una chica que hacía lindos dibujos en playeras de algodón y los vendía a sus compañeros en la secundaria. A ella le encargaron hacer el uniforme del equipo de la escuela y saltó a la fama. TRES AÑOS.

 

¿Qué tienen en común?

Sí, claro, es una buena idea, pero lo más importante es que se pusieron en marcha y arrancaron.

¿Qué otra cosa tuvo en común? Fueron negocios de un año, unas semanas o días.

 

Todo negocio nace de una GRAN IDEA, pero debe prepararse el terreno, revisar qué tantas personas pueden beneficiarse con nuestra idea y saber que podrá durar y sobrevivir en el tiempo.

 

Muchas veces cuando iniciamos un negocio, la inercia del momento, porque perdimos nuestro trabajo, porque tenemos un capital y alguien nos invita a invertir o por la euforia de un año nuevo, NO NOS PREPARAMOS PARA TENER UN NEGOCIO DURADERO.

 

Cuando EMPRENDEMOS estamos comprometiendo tiempo, dinero y muchas veces el futuro de nuestra familia y por eso necesitamos tener una perspectiva a un plazo que nos de la oportunidad de evaluar que tan fructífero puede ser el negocio y cuáles son los pequeños pasos que debemos dar, para hacer un negocio POSIBLE

 

El definir una VISIÓN DEL NEGOCIO es el punto de partida, pero olvidemos de revisar y buscar la definición de la Visión de las Grandes Empresas para derivar la nuestra.

 

El emprendedor debe partir de que lo que va a hacer es algo que le gusta hacer, y que sería capaz de hacerlo sin pago, porque “Si no te apasiona lo que haces, entonces lo más seguro es que tarde o temprano tires la toalla,” Steve Jobs.

 

Sin embargo, si lo haces lo podrías hacer sin cobrar, podrías dedicarle todo el tiempo porque te gusta, pero ¡CUIDADO! tu actividad debe darte ingresos y permitirte solventar los gastos de la operación.  

 

Y entonces, hay que definir las metas a ir alcanzando con pequeños pasos: ¡Definir nuestros Indicadores!

  • ¿Cuánto necesito Ganar?, ¿Cuánto debo Vender?, ¿Cuántos servicios debo dar al día a la semana o al mes?
  • ¿Qué equipos y herramientas necesito?
  • ¿Cómo debe verme mi cliente y cómo deben sentirse mis colaboradores?

Estas son bases que dan un primer punto de certeza.

 

Definir de manera clara que debe hacer el negocio por mí y que debo hacer por el negocio, es el PRIMER ACUERDO que debo hacer para iniciar un NEGOCIO SANO.

 

¿Estás listo para arrancar?

¿Tienes la fuerza para hacer el trato para un negocio duradero?

¡Empecemos!

(Visited 67 times, 1 visits today)