Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




Enfocarse tu prioridad número 1

¿Por qué es necesario el enfoque?, es algo que tiene que ver con ¡la concentración!,  durante mucho tiempo se creyó que la capacidad de hacer varias cosas al mismo tiempo era deseable, sin embargo se ha demostrado que cuando no nos concentramos de lleno en una sola tarea, no la logramos de manera eficiente, es decir, se cometen más errores y se tarda más tiempo en completarla, se ha demostrado también, que la concentración es como un músculo que se entrena, si cada vez que estamos haciendo algo nos distraemos, aunque sea por un momento, para atender otra cosa, el tiempo que tardamos en volver a enfocarnos en lo que estábamos haciendo es tiempo perdido y vamos perdiendo la capacidad de concentración. Esto, además de servirnos para cualquier actividad que realicemos sirve también en el tema de la atención a los clientes.

 

Si no se define cuáles son los clientes que más conviene atender y nos distraemos atendiendo a cualquier tipo de cliente, el tiempo y los recursos que se invierten en un cliente “no deseable”, son recursos que se perdieron para atender al cliente que, si convenía, esto a la larga, hace que los mejores clientes no reciban la atención necesaria.

 

Hay que empezar, por lo tanto, en definir prioridades, tanto en actividades como en tipos de clientes. Revisar calendarios y tiempos, y enfocarse en un tipo de cliente con todos los recursos en ese momento. No desviarse hacia otras actividades o tipos de clientes. Esto no significa que se dejen de hacer otras cosas o de atender a otros clientes, pero se atienden primero las prioridades.

 

¿Cómo lograr esto?, una vez que se definen las prioridades y los clientes ideales, se trabaja en un calendario, en este, se registran los tiempos que se tienen disponibles haciendo primero lo más importante en los momentos del día en que estás más fresco, tanto físicamente como intelectualmente, haz también un calendario de marketing que incluya las actividades que estarán dirigidas a esos clientes ideales. Luego hay que tratar de apegarse lo más posible a ese calendario, registrar diariamente que fue lo que sí se hizo y analizar que realmente pasó, si se cumplieron las actividades o no, y las que no se pudieron cumplir ver cuál fue la causa, que se estuvo haciendo en lugar de eso importante que requería tú atención. Finalmente, hacer las modificaciones necesarias en los días que vienen para lograr enfocarse en lo que realmente es importante, si hay un actividad o cliente que está quitando ese tiempo valioso, hay que ver la forma de atenderlo diferente, puede ser que otra persona lo haga, que la atención se haga de diferente manera o revisar si definitivamente es una actividad que se pueda eliminar.

 

Esto hará que poco a poco. Esto es un ejercicio que debe hacerse todos los días, porque si no se ejercita este hábito, puedes distraerte de nuevo fácilmente.

(Visited 136 times, 1 visits today)