Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




Retroalimentando al personal

Una de las principales quejas de los dueños de PYMES es: ¿por qué la gente no hace lo que le digo? Y antes de poder responder les preguntaría, ¿sabes si ellos saben cómo deberían hacerlas?

 

La mayoría de los dueños de PYMEs que ayudamos nos contesta rápidamente que sí, luego hay un silencio corto y surge la palabra mágica “creo….” Y ahí es donde tenemos que ir a asegurarnos de que ellos saben lo que tienen que hacer. Y esto además tiene que quedar por escrito, debería ser obvio ¿no? Si, muy obvio pero muy pocas PYMEs lo tienen por escrito, entonces, empecemos por ahí, detalla muy a profundidad qué es lo que tiene que hacer tu empleado,  qué es lo que se espera de la actividad que está realizando, cuáles son las herramientas que debe usar, cómo debe usarlas y qué debe resultar al final, luego, otro documento es lo que él en ese puesto debe hacer, cuáles son sus tareas,  cuáles son las herramientas (manuales, procesos, formatos) que debe  usar para el cumplimento de sus tareas. Y luego asegurarnos que han entendido perfectamente lo que queremos de ellos, en que consiste la tarea y que debe resultar al final.

 

Finalmente, tienes que darles retroalimentación continua muy específica de que es lo que se está haciendo bien y lo que no se está haciendo tan bien, esta retroalimentación debe ser otro sistema formalizado en donde cada mes, hagas una reunión con el empleado y este sepa cómo va, y además se comprometa con cambios o mejoras en su propio desempeño. Pero esto sólo puede hacerlo con su jefe directo, generalmente el dueño de la empresa, por lo que si eres tú, tendrás que dedicarle una hora al mes a cada una de las personas que están debajo de ti en el organigrama para esta valiosa actividad que te aseguro te rendirá grandes frutos ya que abre la comunicación, permite la expresión y fomenta el compromiso personal del colaborador.