Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




Resultados predecibles

Por mucho que nos guste la sensación de lo nuevo y de la aventura, en la vida diaria y más en los negocios, queremos resultados predecibles.

 

Lo podemos ver muchas veces en el los negocios, las empresas exitosas son aquellas que le dan al cliente la misma experiencia, una y otra vez. ¿Cómo logran esto? con procesos y sistemas, el problema es que con la revolución informática de las últimas décadas todavía cuando oímos la palabra sistema la relacionamos con computadoras, lenguajes de programación complicadísimos y en general cosas aburridas que sólo el ingeniero sabe cómo funcionan. Pero, la buena noticia es que, ¡no todos los sistemas son así! Es decir, un sistema en realidad es algo que te produce siempre el mismo resultado, es decir, que es predecible. Cada vez que presionas el botón “on” en el control remoto de tu televisión esta debería encenderse. Y, así es la mayoría de las veces, incluso cuando no es así, sabes que seguramente necesita una pila nueva. Vas la compras y se la pones, asunto resuelto y a seguir obteniendo con el resultado prometido por el fabricante.

 

¡Eso es un sistema! y la noticia es que puedes ver y diseñar sistemas casi para cualquier cosa que te encuentres en la vida diaria: seguramente tienes un sistema para cepillar tus dientes, para sacar tu coche del garaje por las mañanas, una ruta para llegar a tu oficina, etc. Ahora bien, la clave está en documentar (poner por escrito) el sistema para que todos lo entiendan, por ejemplo, cuando creaste el sistema para sacar tu auto del garaje solo tú tenías que saberlo porque nadie más usaba tu coche, pero, ¿qué pasó el día que le enseñaste a manejar a tu hijo? Seguramente tuviste que enseñarle tu “sistema” para sacar el auto, y seguramente quieres o quisiste que lo hiciera EXACTAMETNE igual que tú, ¿por qué? Porque tú ya tienes un sistema que da un resultado predecible, probado una y otra vez, funciona y bien.

 

Lo mismo es en las empresas, en las PYMES. Entonces, tomemos un papel y empecemos el diseño de tu primer sistema, ¿qué es aquello que haces una y otra vez y que quisieras no hacer más y que alguien más lo hiciera pero exactamente cómo tú en tu empresa? Ese es tu primer sistema, tu primer proceso, primero escribes todos los datos de cómo se llama el sistema, quien lo está diseñando, fecha, responsable, etc.

 

Y el primer renglón deberá decir: resultado esperado y ahí escribes, si seguimos el ejemplo de tu hijo manejando por primera vez: que mi hijo saque el automóvil del garaje exactamente como se indica en este sistema. Indicas los involucrados y responsables que deben usarlo, y luego empiezas a escribir los pasos, por ejemplo: paso 1, abrir la puerta del garaje, 2 revisar que no haya nada en la calle obstruyendo la salida, 3, revisar que el gato no esté abajo del coche, etc.

 

Una vez terminado lo lees con todos los involucrados que usarán este sistema (en nuestro ejemplo tu y tu hijo) tal vez algunos propongan algún cambio o mejora, y una vez que todos saben EXACTAMETNE el resultados esperado y los pasos, se empieza a usar, bajo supervisión al principio y después con alguna revisión cada cierto tiempo, (como harías la primera vez que tu hijo saque el auto el solo).

 

Esta es la forma en que puedes hacer que tu empresa pueda tener resultados predecibles y constantes todo el tiempo, profesionalizándola y estandarizándola, implementando procesos en todas las áreas para que la empresa no depende de ti (dueño o dueños) todo el tiempo y sea escalable. !Este es el secreto mejor guardado en los últimos 100 años para poder tener una PYME exitosa y que pueda crecer con orden!