Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




¡Quiero vender más!

Me han preguntado tantas veces: ¿Cuál es el mejor método de ventas? Sencillo, el que te funciona, se ha escrito tanto y tanto de ventas, hay miles de cursos, técnicas, libros, dinámicas, etc. sin embargo los dueños de PYMES se siguen preguntando: ¿cómo le hago para vender más?

 

Me viene a la mente la frase que se ha incluido en el nuevo programa de Helpi Coaching y que me gustó muchísimo: “no hay atajos” sí, creo que muchos de nosotros hemos buscado la fórmula mágica de las ventas, eso que, cuando leemos las historias de éxito dice casi literalmente: “se empezó a vender como pan caliente” o “las ventas subieron como la espuma”. Rara vez esto es cierto, lo cierto, más bien es que no hay atajos, cuando algo se vende “como pan caliente” generalmente tiene atrás mucho tiempo de estudio, de prueba y error, de comparar, volver a intentar, fracasar y de nuevo empezar.

 

Así que, ¿quieres vender más? Empieza con lo que ya sabes hacer, formalízalo, mídelo, escribe, exactamente qué estás haciendo, documéntalo y vuelve a medir. Introduce un cambio o dos máximo y vuelve a probar, vuelve a medir, vuelve a documentar la medición y vuelve a intentarlo.

 

Crea un sistema de ventas, la mayoría de las PYMES ya venden, es más cualquier negocio vende, si no, no sería un negocio, la cuestión es: ¿qué estas vendiendo, a quién le estas vendiendo y más aún quién está vendiendo? Muchas, muchas veces el problema es que el dueño es el único que vende. Si tienes un buen producto, si tus clientes te son leales y te vuelven a comprar, casi seguro el problema es que eres el único que vende en tu negocio y casi seguros eso se debe a que no tienes un sistema de ventas documentado.

 

¿Qué hay que hacer? Pon por escrito lo que ya haces tú como dueño,  describe detalladamente que haces para vender, piensa en aquella fabulosa venta al cliente perfecto, descríbela: qué hiciste, cómo fue, qué dijiste, etc. documéntala en el formato adecuado y capacita a tus vendedores para que hagan exactamente eso, después mide el progreso y los resultados, haz cambios de ser necesario, y vuelve a intentarlo. Vuelve a medir, veras que cada vez será mejor.