Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




El desafío de cinco pasos para conocerte a ti mismo

En algún momento te diste cuenta de que eres un líder. Para muchos, esta es una realización de enormes proporciones, porque el líder es en última instancia responsable por el éxito de su negocio.

 

El desafío de cinco pasos para conocerte a ti mismo

Por Bobby Burns, Coach de negocios de E-Myth “Sabemos lo que somos, pero no sabemos lo que puede ser.”
– Hamlet, (4.5.43.44). William Shakespeare, Dramaturgo y poeta inglés, 1564-1616En algún momento te diste cuenta de que eres un líder.  Para muchos, esta es una realización de enormes proporciones, porque el líder es en última instancia responsable por el éxito de su negocio.
Ser un líder significa que otros te están siguiendo. Esto implica que vas a algún sitio y confían en ti para hacer lo correcto, de la manera correcta, en el momento adecuado. Confían en ti para sacar algo adelante.
La pregunta es: sabes lo que es “en” ti?

 

¿Necesito conocerme a mi mismo?

La palabra “líder” no hace referencia a los trabajos, como “plomero” o “programador” o “maestro” o incluso “manager”. Más bien, “líder” evoca cualidades – visión, fuerza, integridad, confianza, rasgos que tendemos a asociar con liderazgo.  Así que si el liderazgo es acerca de la persona, no sobre el trabajo que esa persona hace, entonces como un líder eficaz necesitas conocerte a ti mismo y desarrollarte continuamente para ser más de la persona – el líder – que quieres ser.  En su libro, The Leadership Challenge, James Kouzes y Barry Posner mencionan:

 

Esperando que puedas conducir y creer que puedes llevar los puntos de partida en el camino al liderazgo. El liderazgo es un arte, un arte escénico. Y en el arte del liderazgo, el  instrumento del artista es el yo. El dominio del arte de liderazgo viene con el dominio de sí mismo. En definitiva, desarrollo de liderazgo es un proceso de autodesarrollo. La búsqueda de liderazgo es primero una búsqueda interior para descubrir quién eres. A través del autodesarrollo llega la confianza necesaria para liderar. Confianza en sí mismo es realmente tener conocimiento y fe en sus propios poderes. Estos poderes se convierten en claros y fuertes sólo cuando se trabaja para identificarlos y desarrollarlos.

 

Nuestro desafío en cinco pasos
Así que, ¿qué es exactamente, los que buscas en este autoconocimiento? Aunque hay muchas posibilidades, estos pasos desafiantes te guiarán al profundizar en una mejor comprensión de ti mismo.

 

 1.       Conocer tus valores y creencias
Los valores son ideales y cualidades (como la educación), lo cual la gente considera deseables por sí mismos; son las cosas que son más importantes para nosotros.  Las creencias son ideas que se han aceptado como verdad, sin necesariamente poderse comprobar. Una persona puede creer firmemente que una hipótesis es verdadera y otra persona podría argumentar, al igual que de manera convincente, que no es verdad.  Mientras que los valores y las creencias no son idénticos, están muy relacionados entre sí. Teniendo claro cuáles son los valores y las creencias que posees te dará información importante sobre tus motivaciones: ¿Por qué actúas de cierta forma? También sirve para ser más claros en tu comunicación con los demás.

 

2.          Ser consciente de tus suposiciones
Una hipótesis es algo que se supone, algo que se da por sentado. Una suposición es como una creencia, que es percibida como la verdad, aunque no se sabe con certeza si es cierto o no. A menudo no somos conscientes de las hipótesis en las que operamos.  ¿Qué sucede si su suposición está mal? A menudo actuando bajo una suposición incorrecta provoca problemas, malentendidos, pérdida de tiempo y malos entendidos.  Su desafío es tomar conciencia cuando sus acciones o reacciones son los resultados de la hipótesis y luego estar dispuesto a averiguar si su hipótesis es correcta o no. Cuando aprendes a cuestionar tus suposiciones, puedes ver a las personas de manera diferente y ser mucho más competente y compasivo en tus acciones.

 

3.       Comprender tu impacto en los demás 
Impacto es hacer que otras personas sientan. Esto ocurre por la forma de ver, la forma de hablar y escuchar, la manera de responder, su presencia física, incluso por lo que la gente ha escuchado acerca de ti.
Tratando de comprender tu impacto en los demás se puedes aprender mucho acerca de ti y acerca de tus relaciones con los demás. Esto te puede hacer un mejor líder y mejor persona.  Para comprender el impacto que tienes sobre los demás, tienes que preguntarles lo que piensan. Y tienes que mostrarte seguro para ellos te respondan. Esto puede tomar algún tiempo, así que deberás ser paciente. Debes estar dispuesto a escuchar cosas que no te gusten. Tal vez te sientas conmocionado, herido, enojado o completamente incomprendido.   El objetivo aquí es simplemente “la recopilación de información” por lo tanto no dejes que tus emociones intervengan para que saques lo mejor de ti. Recuerda, también escucharás muchas cosas positivas que no conocías acerca de ti. Utiliza lo que la gente te dice para obtener una mejor comprensión de cómo te ve la gente y porque reacciona como lo hace contigo.

 

4.       Reconocer aquellas cosas que son “difíciles” para ti – y superarlas
Existen algunas cosas que simplemente son “duras” para ti, y te has convertido probablemente un experto en evitarlas. Puede ser que seas muy bueno pero no lo sabes porque evitas enfrentarlas. Puede llamarlas debilidades, incapacidades o simplemente tu “naturaleza”.   ¿Qué tipo de cosas? Cosas como delegar trabajo a otros, diciendo a tus colaboradores que no estás  satisfecho con su desempeño y por qué, hablando frente a grupos de personas, etc.  No enfrentar esas cosas “duras” puede impedir lograr lo que realmente deseas. Por ejemplo, evitar decirles a los colaboradores cuando su trabajo no es bueno y no están obteniendo los mejores resultados posibles. Se consume mucha energía y atención por estas técnicas de evasión. Cuando la evasión se convierte en habitual se pierde la capacidad de elegir. Cuando renuncias a tu capacidad de elegir, a tu capacidad para tomar decisiones, a tomar una “acción correcta”-Esto puede dañar tu efectividad como líder.

 

5.       Abrazar lo desconocido 
Para la mayoría de las personas, estar en algo desconocido es incómodo. No tienes todos los hechos. No entiendes completamente lo que está sucediendo en ese momento o no estás seguro de lo que pasará después. Significa que no eres experto y otros pueden saber más que tu. Es ser vulnerable ante los demás.  Muchas personas responden a lo desconocido por negación. Ellos creen que, actuando más convencidos, se pueden convencer a ellos mismos y a otros que realmente saben. Ellos creen que es mejor parecer “fuerte”, “seguro” y “confiado”.  El Liderazgo efectivo ve de diferente forma a lo desconocido. Está bien no saber. Está bien no ser el experto. Está bien pedir consejos y opiniones de otras personas. Si eres el “experto” en todo, puede que te pierdas de nuevas ideas.

 

Toma el siguiente paso
En el análisis final, el liderazgo no es realmente llevar a otras personas hacia donde queremos que vayan.  No se trata de intentar conseguir que tu gente haga lo que quieras que hagan.
El liderazgo es conducirte a ti mismo.  Se trata de tomar responsabilidad de tu propia vida. Se trata de conectarse con esa parte extraordinaria que vive en ti y que quiere que hagas algo más, que vayas más allá de simplemente vivir. Es expresar a todos los que te rodean la singularidad y la vitalidad que vive dentro de ti.

 

¿Dónde te encuentras dentro de este proceso, y cuáles de estos pasos te han sido más difíciles?

GUIA-PASO-A-PASO