Cerrar

DESCARGAR
GRATIS

GUÍA ESPECIALIZADA EN PYMES PARA TRANSFORMAR TU EMPRESA




¡Del mismo cuero salen las correas!

¡Esa es la actitud!

 

Un paso adelante y con gran entusiasmo para emprender.

 

Muchas veces así queremos ver al emprendedor: “ECHADO PA´DELANTE”

 

Sin embargo, las estadísticas de mortalidad de las PYMES (Pequeñas y Medianas Empresas), nos hacen ver que no es la mejor manera de actuar.

 

Si el orgullo de ser “emprendedor” nos lleva a gozar de la vida cada vez que recibimos un cheque sin tener la visión de los distintos gastos que afrontar, nos acercará de manera más acelerada al cierre o muerte de nuestra empresa.

 

El emprendedor deberá primero saber cómo “tomar el pulso” de la empresa, y el Registro de Flujo de Efectivo Programado es la herramienta más efectiva.

 

Si tiene buen pulso y late el corazón de la empresa, es una buena señal, pero si vemos un movimiento arrítmico o falta de movimiento, es el momento de hacer una pausa y redefinir lo que estamos haciendo, porque algo estamos haciendo muy mal.

 

Por otro lado, muchas veces el vivir de cheque en cheque es una trampa que hace que vayamos cavando más profundo el hoyo en que podemos estar.

 

No es la actitud de valentía que se necesita para emprender, se requiere de mucho valor para detenernos a revisar si el negocio que tenemos no es una trampa que nos deslumbra cada vez que llega un cheque y nos hace olvidar de las deudas (pequeñas o grandes) y festejar el día que recibimos el cheque y sufrir hasta que llegue el siguiente.

 

Administrar los ingresos. ¿Te suena familiar? Sí, el cheque que recibes por un negocio o por un servicio entregado NO ES LA GANANCIA, es un ingreso y debes administrarlo para lograr mantener tu negocio.

 

Y realmente se necesita mucho aplomo para organizar ese cheque que entra y no caer en la tentación de celebrar con una “Cena como nos merecemos” o “cumplir un pequeño capricho”.

 

Darle la oportunidad a tu negocio que crezca y saber que lo que ingresa debe pagar:

 

COSTOS DIRECTOS para seguir operando el negocio. (No hay manera de evitarlo)

 

GASTOS DEL NEGOCIO HASTA EL PRÓXIMO CHEQUE. (No hay manera de evitarlo)

 

NOMINA DE EMPLEADOS, si los tienes o tu sueldo. (No hay manera de evitarlo)

 

IMPUESTOS (No hay manera de evitarlo)

 

Y claro la GANANCIA

 

Quizá sea el “Secreto del Hombre más rico de Babilonia” o un consejo de “Padre Rico” , la Verdad es que del mismo cuero deben salir las correas para poder tener un negocio que sobreviva, primero y luego tenga la posibilidad de crecer.

 

El emprendedor es un héroe, que no puede afrontar todo con sólo valor, necesita herramientas que le permitan dar  Orden y Estandarización a su negocio.

 

Sólo así logrará a su empresa primero sobrevivir y luego generar beneficio a su comunidad.